Entra en mi vida
Clara Sánchez
Novela de ficción
Destino
2012
480

RESUMEN: En entra en mi vida, en los años ochenta, cuando Verónica tiene diez años, descubre en la vieja cartera de su padre la fotografía de una niña que jamás ha visto antes, una foto acerca de la cual su intuición le dice que mejor no preguntar. Tras ese episodio, ha vivido siempre con la percepción de que la tristeza, las discusiones y los silencios en casa escondían algo de lo que nadie quería hablar. Años después, la enfermedad de la madre enfrenta a una Verónica adolescente cara a cara con un pasado del que lo desconoce casi todo, un pasado robado que la acerca más y más a esa niña de la fotografía.Por su parte, Laura siempre ha sentido que algo no encajaba en su familia. Ha crecido insegura, bajo la sombra de una abuela absorbente y una madre que apenas le ha hecho caso. Un día, Verónica entra en la zapatería en la que trabaja Laura y, con una sola mirada de esa chica resolutiva y tenaz, Laura comprenderá que hay momentos decisivos que suponen un antes y un después en la propia vida, aunque a veces resulte difícil reconocerlos.Desentrañar la enrevesada madeja de mentiras y manipulaciones que ha conformado sus vidas les descubre que el precio de pelear por la verdad exige un amor sinfisuras y un coraje extraordinario, porque el camino es aventurado y de no retorno y, tras una espiral de emociones al límite, se acabará revelando también como muy peligroso.

OPINIÓN: Hace un par de semanas terminé «El cielo ha vuelto» y os comenté que me pareció bastante flojo para ser un Premio Planeta. Pues bien, como soy de idea fija, le he dado una segunda oportunidad a la escritora con «Entra en mi vida» y debo deciros que me ha gustado bastante. Una pena no haberlo leído antes, cuando estaba en boca de todos el tema de «los niños robados».  El caso es que sorprende bastante que el libro, está ambientado en hace unos escasos 30 años y no nos han trasladado a la posguerra española cuando estaba más al día este tema.

La historia es realmente entretenida y emotiva, y es fácil sentir empatía por los personajes.
Laura, la «niña robada», refleja muy claramente las dudas e indecisiones y es impresionante cómo  hace frente al desmoronamiento de toda su vida.