La Caída de los Gigantes
Kent Follet
Novela Histórica
Macmillan
Septiembre 2010
1017

“Los hechos, no las palabras, cambian las cosas.” Emmeline Pankhurst, activista política británica y líder del movimiento sufragista.

Este libro pertenece a la trilogía The Century (La Caída de los Gigantes, El Invierno en el Mundo y El Umbral de la Eternidad), cinco familias que nos descubrirán como sus historias se entrelazan durante las distintas décadas del siglo XX («el siglo de hierro»): la Primera Guerra Mundial, los años previos a la Segunda Guerra Mundial y décadas de los sesenta a los noventa.

Kent Follet concentra de forma magistral en una época histórica las andaduras de las siguientes familias:

 

  • los Williams, familia que vive en una cuenca minera de Gales y que representarán la lucha obrera iniciada en Inglaterra.
  •  los  Fitzherbert, dueños de la mina en la que trabajan los Williams, con su riqueza se codean no solo con sus compadres terratenientes sino incluso con la misma monarquía inglesa.
  • los Dewar, representan la alta sociedad de Estados Unidos. Con su dinero constituyen el verdadero motor de la industria americana teniendo que bregar con la solicitud de derechos de la masa obrera de sus fábricas.
  • los Kostin, en Rusia, se verán envueltos en la increíble hazaña de la Revolución Rusa. Uno de ellos encarnará tiempo después la figura del hombre hecho a sí mismo (selfmanmade) que triunfará en el incipiente mundo del hampa de Chicago.
  • los Ullrich, herederos de la nobleza alemana que crecen y sobreviven a la sombra del Káiser, aunque este les lleve a emprender una guerra con destino incierto.

Follett nos lo hace revivir con los personajes que más se asemejan a la situación, es decir desde los ojos de una sufragista que busca la igualdad de la mujeres; la gesta de un soldado británico de infanteria o tommy, el cual vive el día a día dependiendo de si una bala enemiga no le acierta al saltar de su trinchera; un oficial inglés que merodea por las esferas del alto mando; una aristócrata rusa que desprecia a la chusma obrera; un político americano que asiste impertérrito al ver cómo su país se adentra en la Gran Guerra al grito de ¡Recordad el Lusitania!; o las aventuras peligrosas de un espía alemán que debe nadar y guardar la ropa adentrándose en las filas enemigas. Y esto es solo la punta del iceberg de todo lo que el lector puede revivir al leer esta novela histórica.

 

OPINIÓN:

 

Recomiendo leer este libro para, como suele pasar, viajar a través de la historia, países y costumbres.